Cómo crear tu propio semillero fácilmente

Semilleros para dar sabor a tu cocina

 

Me resulta enormemente gratificante ver crecer lo que he plantado con tanto cariño.

Pero es que además resulta muy práctico y saludable cosechar tus propias aromáticas.

Emocionalmente es genial poder desconectar y hacer algo muy mío, tranquilizador y relajante.

Y es ahora cuando tenemos que empezar a pensar en la primavera y el verano.

¿Ahora?¿tan pronto?

Pues sí, es tiempo de empezar a pensar en nuestros semilleros.

Así podremos degustar nuestras plantas el mayor tiempo posible.

Es sencillo y  económico.

No necesitas mucho espacio tampoco, yo cultivo en el tendedero y en mi balcón, no tengo terraza.

Así que imagínate, es mi pequeño jardín.

Hazte con unos sobres de semillas ecológicas y

¡empieza!

Si tienes terraza o jardín, te costará menos aún buscarle un sitio.

Tan sólo debes seguir unos pasos.

Te cuento a continuación.

 

Planifica

 

Piensa en ira tu pequeño oasis de sabor teniendo en cuenta las horas de luz

Las aromáticas que más te gustan y necesitas.

Organiza pequeños grupos en función de las necesidades de agua de cada especia,

No tiene sentido agrupar nuestras plantas cuando unas necesitan mucho riego y otras  menos, es evidente que alguna saldrá perdiendo.

Y claro, donde pondrás tu semillero.

Recopila envases que te servirán para formar tu semillero

 

Como envases de yogurt, vasos de plástico (lo ideal sería que no los pudiéramos encontrar por casa porque no los utilizamos, pero si aún así llegan a tus manos, que mejor que reutilizarlos), cajas varias para reunirlos, etc.

Y en general cualquier tipo de objeto capaz de cumplir como semillero.

A mi me gustan los rollos acabados del papel higiénico porque pueden plantarse directamente tras la germinación, protegen a las plantitas, son biodegradables y les aporta un extra de nutrientes.

Aquí puedes ver cómo cortarlos y utilizarlos

 

Venden también pequeños vasitos de fibra de coco pero, sinceramente, tenemos mil y una opciones gratuitas y reutilizables como para necesitar comprar.

Prepara un buen sustrato para tus semillas

 

Es importante tamizarlo para facilitar el crecimiento de a semilla.

Que tenga buenos nutrientes, aireación, drenaje y retención de agua.

Lo ideal es que al sustrato o compost (últimamente he leído mucho sobre la fibra de coco, es otra opción,)le añadas vermiculita, perlita  y humus de lombriz.

No son ingredientes que tengan un gran coste y se pueden adquirir en bolsas pequeñas, si sobra algo y tienes más plantas lo utilizarás seguro.

Pero si aún así, no te apetece liarte puedes comprar sustrato para semilleros ya hecho.

 

No entierres muy profundo las semillas

 

Sobre la mezcla de sustrato con la que has rellenado los semilleros, esparce las semillas, unas pocas que tengan espacio, aunque dependerá del tipo de semilla.

Por ejemplo, las semillas de la albahaca son muy pequeñas, añadirás más porque es difícil escogerlas de una en una.

Una vez que has depositado las semillas, añade otro poco de sustrato por encima, ligeramente, lo justo para taparlas un poco pero lo suficiente para que puedan abrirse paso sin dificultad.

 

Señala cada especie

 

Porque, si has plantado varias igual luego no las reconoces bien.

Puedes reutilizar los palos de helado para poner el nombre de cada planta y pincharlo en la tierra, o escribir su nombre directamente en el envase que utilizaste como semillero.

Regar pero no encharcar

 

No hay que excederse en el riego pues nuestras semillas se pudrirán.

Mira bien las necesidades de cada planta y si ten en cuenta cómo encuentras el sustrato si está muy seco o no.

Lo ideal es regar entre una o dos veces por semana, pero fíjate bien cómo está la tierra para guiarte, debe estar ligeramente húmeda, ligeramente.

 

Temperatura

 

Lo ideal es que tu semillero esté a resguardo del frío, así que es ideal que estén en casa, ero cuidado con la calefacción.

Si tienes un tendedero o un invernadero, mejor que mejor.

Fabricarte uno es sencillo y barato.

Basta con cortar horizontalmente una garrafa de las de agua por la mitad y colocarla sobre el semillero, el cuello de la botella proporcionará aireación, mientras que las semillas están protegidas.

Aquí tienes algunos ejemplos de invernaderos caseros

 

 

También puedes germinar algo más que aromáticas

 

A mí me gusta sacar el mayor partido a mi balcón , plantando además de las aromáticas, otras variedades que me resultan interesantes desde el punto de vista cosmético como el romero.

Y ciertas plantas, como precisamente el romero, concentran sus propiedades en periodos de sequía.

Me gusta también plantar caléndulas, que utilizo como el romero. Seco además sus flores para añadir a mis jabones caseros.

En general aprovecho mucho el espacio ya ves, no sólo con aromáticas.

Por eso experimento continuamente con frutas, tubérculos, etc.

Me encanta ver como crecen, como abren la tierra para buscar la luz.

¡Y yo les ayudo!

 

¿Y después de que vez que tus plantitas asomen?

 

 

Trasplantar

 

Cuando las semillas hayan germinado y la plantita tenga altura suficiente, unos 10 ó 12 centímetros, será cuando la puedas trasplantar a una maceta.

Es fácil hacerlo introduciendo un tenedor en el semillero para separar la planta dañando lo menos posible las raíces.

Posteriormente, si quieres que forme parte de tu huerto o jardín deberás trasplantar de nuevo de la maceta al suelo.

 

Cosecha con sentido común

 

Si te sobrepasas, será dañino para la planta, mejor poco y a menudo que mucho de una sola vez.

Elimina las flores porque una aromática en floración perderá parte de su sabor y así alargarás su ciclo de crecimiento.

No puedo dejar de señalar que, además del sabor que aportan las aromáticas a nuestros platos, son muy beneficiosas para nuestro huerto o jardín.

 

Y después;  the winter is coming

 

Seguro que te interesará cómo aprovechar los condimentos de tu balcón   o de tu huerto, o de tu jardín…

 

No puedo dejar de señalar lo beneficiosas que son algunas plantas para el jardín o el huerto, en especial las aromáticas a la hora de prevenir y evitar plagas.

También podemos aprovechar sus propiedades cosméticas y medicinales.

Pero eso ya es otra historia que te contaré otro día.

 

Una respuesta a “Cómo crear tu propio semillero fácilmente”

  1. I simply want to mention I am just all new to blogging and really loved you’re page. More than likely I’m going to bookmark your website . You amazingly come with wonderful articles. Many thanks for sharing with us your website.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *